• Jorge Núñez

Corto mexicano Corazón de perro abre festival de Lviv


Del 24 al 27 de julio en Ucrania El corto mexicano Corazón de perro abre festival de Lviv International Short Film

• Ismael Nava es el único mexicano que participa en el festival considerado escaparate para la producción independiente • Producido con apoyo del Imcine, el corto obtuvo Mejor Edición en el Festival Pantalla de Cristal, México 2010 El realizador mexicano Ismael Nava se encuentra en Lviv para presentar su cortometraje Corazón de perro en la gala de inauguración de la VII edición del Festival Internacional de Cortometrajes de Ucrania (Lviv International Short Film Festival) este jueves 24 de julio. El filme producido en 2010 narra el encuentro entre Silvano, un alcohólico de 30 años, y Taibele, una joven prostituta. Juntos descubren que la vida tiene otros sabores, hasta que la ambición, un arma y una oportunidad se convierten en violenta combinación. Ganador a la mejor edición del Festival Pantalla de Cristal, México 2010, el cortometraje protagonizado por Elizabeth Cervantes, Miguel René Moreno y Antonio Craviotto contó con el apoyo del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), a través de Conarte y Promocine. Ismael Nava explicó en entrevista con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes que la historia se desarrolla en una atmósfera sórdida y un ambiente sin ley, aspectos que han llamado su atención

para llevarlos a la pantalla. “El guión es de Simón Sepúlveda, con quien he trabajado en otros cortos, como A cada cerdo le llega su San Martín y Paraíso perdido. Dicen que mis historias no tienen finales felices, pero podría decir que éste es de los pocos que sí lo tiene. Me gusta ese tipo de personajes que van por lo que quieren a como dé lugar y esa forma de vivir donde lo que quiero lo tomo”. El director, quien realizó la especialidad en Dirección Cinematográfica en el Centre d ́Estudis Cinematogràfics de Catalunya, en España, reconoce que existe un estigma hacia el cortometraje. “En la escuela es la manera en como empezamos a hacer trabajos fílmicos, pero para mí no es una práctica, tiene su propia vida. Para contar una historia que se entienda y la persona se identifique con un personaje en tan poco tiempo se requiere una habilidad”. Agregó que vivir del cortometraje es complicado, ya que se tienen que realizar otro tipo de trabajos en video para subsistir, aunque en los últimos años existen mayores espacios de apoyo y exhibición. “Ahora hay más espacios para el cortometraje. Cuando estudiaba no existía el Festival de Cine de Monterrey y ya hay otras ciudades en México donde se realizan festivales desde hace tiempo, esto es muy importante, porque son las únicas maneras que podemos verlos”, expuso Ismael Nava.


3 views
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic