• Jorge Núñez

El cuarto desnudo,de Nuria Ibáñez


Cine Independiente Mexicano en la Cineteca Nacional El cuarto desnudo, un crudo retrato sobre las enfermedades mentales en la infancia

• El segundo largometraje de Nuria Ibáñez se estrena en México el próximo 9 de octubre • El filme retrata la cruda realidad al interior de un consultorio en la sección de urgencias de un hospital psiquiátrico infantil

Filmado en un breve espacio cerrado, el documental El cuarto desnudo (México, 2013) muestra la angustia y el abismo en el que se ahogan 11 niños y adolescentes, todos pacientes de un hospital psiquiátrico infantil, y la búsqueda de ellos y sus familias para solucionar los diversos trastornos mentales a los que se enfrentan. El documental de Nuria Ibáñez llega a las pantallas de la Cineteca Nacional el próximo 9 de octubre, así como al Cine Tonalá y los complejos de Cinemanía. Esto después de un exitoso recorrido por diversos festivales nacionales e internacionales, como el Festival Internacional de Cine de Morelia de 2013, donde obtuvo los premios al Mejor Documental Realizado por una Mujer, otorgado por la Asociación de Mujeres en el Cine y la Televisión de México, y el reconocimiento como Mejor Largometraje Documental. Se trata de una dramática pieza que busca poner de manifiesto un problema universal que pocas veces sale del ámbito privado, como son los trastornos mentales de la infancia, la desesperación e impotencia de los padres ante el desconocimiento de las causas y la

frustración que padecen los propios infantes sobre su condición. De manera muy eficaz, pues la cámara no permite otro tipo de distracción, las imágenes nos presentan a más de una decena de niños entre los seis y 17 años durante las entrevistas en la sección de urgencias del Hospital Psiquiátrico Infantil Dr. Juan N. Navarro, en donde se determina la gravedad de la condición de cada individuo y si los jóvenes deben permanecer internados o pueden regresar a sus casas. Los 11 casos que se presentan son resultado de más de 100 entrevistas en las que estuvo presente la cineasta. Luego de un largo trabajo de edición, decidió presentar esta selección que nos muestran padecimientos múltiples, como anorexia, bulimia, agresividad severa, esquizofrenia y depresión aguda, pero el tema recurrente es el intento de suicidio de los párvulos a causa de uno o varios de estos males. A partir de varias secuencias conformadas por planos cerrados, la cineasta española nos adentra en la desesperación y frustración de los niños que no encuentran respuesta a su propio sentir. Sus miradas, a veces divagantes y otras angustiantemente fijas, reflejan enojo, rabia, ira, desesperación y la mayoría de las veces sus ojos se inundan de llanto mientras responden las preguntas de los doctores que determinarán su situación. Las voces, tanto de los doctores como de los familiares que acompañan a estos niños, es lo único que se logra percibir de los adultos, pues las tomas enfocan permanentemente a los infantes y sólo en un par de casos aparecen los padres. Sin embargo, aún en sus voces se percibe el hartazgo y la desesperación que deja el desconocimiento de las causas de tan terribles condiciones emocionales de sus hijos.


0 vistas
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic