• Fotografías de Arturo López / Secretaría de

Celebran los 70 años de la ENAT con un maratón de lecturas dramatizadas


En el Cenart

 Ofrecen festín teatral con fragmentos de 10 emblemáticos

montajes, a cargo de los alumnos de la generación 87-91 de

la institución

Como parte de la celebración de los 70 años de la Escuela Nacional

de Arte Teatral del INBA, se realizó un maratón de lecturas

dramatizadas, que estuvo a cargo de los ex alumnos de la generación

87-91.

A nombre de sus compañeros, Patricia Ruiz Rivera dio la

bienvenida al Foro Antonio López Mancera del Centro Nacional de las

Artes, donde se realizó este maratón que incluyó fragmentos 10

emblemáticas obras.

Recordó que fue en 1987 cuando un puñado de muchachos

llegaron a esa institución, que en aquel entonces se ubicaba atrás del

Auditorio Nacional, con la ilusión de hacer teatro e incursionar en esa

carrera de resistencia.

A más de 25 años de distancia, los alumnos que se convirtieron

en actores, regresaron a los escenarios de la ENAT para volver a dar

vida a las obras que montaron en 1991 para los festejos de los 45

años de esa institución, cuya puesta en escena también sirvió para su

titulación.

Con este breve recuento de los montajes que dan fe de su paso

por la ENAT, la generación 87-91 también rindió un sentido homenaje

a los casi 40 maestros que los formaron, que les llenaron sus maletas

de esperanza, ilusiones y conocimientos y entre los que se

encontraban ahora como público, Gabriel Fragoso y Teresa

Valenzuela.

Los asistentes pudieron disfrutar de un festín teatral con

fragmentos de obras como El burlador de Sevilla de Tirso de Molina

que esa generación montó en 1990 en el Teatro Orientación,

Valleinclaniana: La rosa de papel de Ramón del Valle Inclán que ese

mismo año presentó en la Sala Xavier Villaurrutia y El pájaro azul de

Maurice Maeterlinck, cuya puesta en escena fue en 1989 también en

el Teatro Orientación.

Las ocurrencias de una pareja de grillos de El juego de los

insectos de Karel y Joseph Capek, el discurso de un funcionario en la

pieza Juegos de masacre de Eugene Ionesco, una pequeña escena

de Nuestro pueblo de Thornton Wilder, así como de El jinete de la

divina providencia de Óscar Liera, deleitaron a los asistentes.

Los actores egresados de la generación 87-91 de la ENAT

conquistaron una vez más al público con la lectura dramatizada de la

obra La del polaco de Boguslaw Schaeffer, sin embargo las risas

estallaron durante la presentación de fragmentos de Las Nictálopes de

Tomás Espinosa, con las aventuras que viven dos mujeres que

buscan llevar la palabra del señor a un hotel de paso y ¿Qué si me

duele?... ¡Sí!, comedia de Adam Guevara que aborda el interés de un

gringo para comprar el país.

Una velada en que el poder del teatro brilló con luz propia y en

que los actores agradecieron también al público sin el cual,

simplemente no hay teatro, en la conmemoración de las siete décadas

de la ENAT que se ha dedicado a formar a quienes hacen el teatro

nacional.

AGB


0 vistas
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic