• Fotos INAH

Hallan sistema de canales de agua bajo el Templo de las Inscripciones de Palenque


Debajo de la cámara funeraria de K’nich Janaab’ Pakal

 El descubrimiento cambia la teoría original sobre la

construcción de la pirámide, afirman especialistas

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que en

el subsuelo del Templo de las Inscripciones de Palenque, en Chiapas,

se descubrió un sistema de canales que corre bajo la cámara funeraria

de K’nich Janaab’ Pakal, uno de los más notables gobernantes de la

ciudad.

Con este hallazgo, se explicó, cambia la tesis original planteada

por el arqueólogo Alberto Ruz Lhuillier, quien descubrió la cámara

funeraria de Pakal en 1952, el cual era considerado el punto de partida

de los nueve cuerpos que componen el Templo de las Inscripciones,

por lo que ahora se sustenta que su centro debió estar dado por la

existencia de un manantial.

En conferencia de prensa, Arnoldo González Cruz, director del

Proyecto Arqueológico Palenque, informó que trabajos recientes

sacaron a la luz nuevos datos relacionados con la arquitectura de la

pirámide, como tener bajo su estructura un complejo sistema de

canales con diferentes niveles y orientaciones.

Comentó que los cuerpos de agua formados por nueve arroyos

perennes tienen su nacimiento en la zona montañosa de la antigua

ciudad y la cruzan en dirección norte siguiendo el declive natural del

terreno hasta desaguar en la península costera, con excepción del

arroyo Bernasconi.

El investigador del INAH compartió que el descubrimiento en el

subsuelo del templo se dio como un hecho fortuito dentro de los

trabajos de conservación arquitectónica del recinto, al realizar una

serie de pozos de sondeo al pie de su fachada principal a fin de ubicar

el desplante de la escalinata y las alfardas que la limitan.

“Dichas labores permitieron determinar que tales elementos

arquitectónicos se asientan sobre la roca madre, sin embargo, al

ampliar la excavación se observó que presentaba un corte en su parte

central y una serie de rellenos de 3.75 metros de ancho.

El primero, al pie de la escalinata, presentó grandes rocas

acomodadas y amarradas con arcilla que aparentaban un piso;

seguido de éste hubo otro estrato de piedras gruesas, asentadas y

unidas también con barro; la tercera y cuarta capa semejante a las

anteriores y debajo de ese estrato se encontró un canal”.

Está construido con hileras horizontales de grandes piedras

talladas y acomodadas horizontalmente y unidas entre unas y otras

con rajuelas y arcilla, dijo el especialista. “Estas piedras están

cubiertas con otras de mayor tamaño de forma paralela a modo de

techumbre. El canal de casi corte cuadrado (50 x 40 cm), tiene en el

fondo un piso de piedra caliza tallada que permite que el agua fluya de

manera constante, quizá lo más interesante es que en el canal, de una

longitud aproximada de 17 metros, al momento de su descubrimiento

aún circulaba agua”, indicó.

Arnoldo González Cruz destacó que la presencia de esta

arquitectura hidráulica bajo el Templo de las Inscripciones hace pensar

que sus constructores diseñaron este sistema antes que se proyectara

el mismo templo.

“La profundidad en la que se encuentra y la longitud aproximada

que presenta el canal hace suponer que los canales pasan por debajo

de la cámara funeraria, por lo que su construcción y diseño debió estar

determinada como una forma de drenar el agua de lluvia, proveniente

de las terrazas que forman el templo 24, ubicado al sur”.

Otra hipótesis es que pueda estar relacionada con la presencia

de un arroyo subterráneo sobre el que fue construida la tumba y el

templo mismo y cuyas aguas se tuvieron que controlar por medio de

estos canales.

“Sin embargo también debemos considerar que los antiguos

palencanos pudieron diseñar tal sistema hidráulico para recrear

metafóricamente el camino que condujera a K’nich Janaab’ Pakal a las

aguas del inframundo. Creemos que el origen de esta agua fue el

punto de partida desde el cual se erigió el templo y cuya finalidad era

asociar al gobernante con estos cuerpos de agua”, apuntó.

Refirió que los trabajos en esta zona continuarán, para lo cual se

requerirá de tecnología, como el georradar, a fin de buscar los

orígenes de este sistema y conocer su origen y configuración.

El Templo de las Inscripciones de Palenque es una de las

construcciones más conocidas y destacadas; es la más alta que se

levantó en el periodo de la cultura maya tardía. Data del año 675 d.C.

y se trata de un templo de tipo funerario que supera los 20 metros de

altitud.

DAF


0 vistas
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic