• Jorge Núñez

La muestra Tres siglos de grabado entra en su última semana de exhibición


En el Antiguo Colegio de San Ildefonso

 Más de 35 mil personas han visitado la exposición proveniente de

Washington y que concluye el 2 de mayo, con entrada libre en un

horario de 10:00 a 20:00 horas

La exposición Tres siglos de grabado de la Galería Nacional de Arte de

Washington, integrada por 144 grabados de grandes artistas como Robert

Rauschenberg, Edward Hopper, Alexander Calder, Chuck Close, Jackson Pollock,

Roy Lichtenstein y Andy Warhol, concluirá su exhibición en el Antiguo Colegio de

San Ildefonso el próximo martes 2 de mayo.

Más de 35 mil personas han visitado la muestra que ofrece un recorrido

exhaustivo por el desarrollo del grabado como género artístico, desde la llegada de

los primeros colonos europeos al territorio norteamericano al siglo actual (1710-

2010).

Obras que evocan a los indígenas norteamericanos, eventos históricos,

guerra y civismo, temas que reflejan la curiosidad de los europeos por un mundo

percibido como nuevo y extraño, además de obras de artistas mexicanos que

influyeron en diversos creadores estadounidenses integran el montaje de la

colección de la Galería Nacional de Washington.

Asimismo, incluye obra de maestros grabadores internacionales, entre ellos

los mexicanos Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco, cuya

maestría deja entrever visiones y episodios que evidenciaron la generación

emergente de artistas norteamericanos de la época.

Ery Camara, coordinador de exposiciones y registro de obra del Antiguo

Colegio de San Ildefonso, destacó que con la muestra se puede conocer la historia

del grabado a través de sus diferentes técnicas: monotipo, xilografía, aguafuerte,

punta seca, mezzotinta, litografía y grabado a buril.

“El grabado tiene mucho que decir. Mucha gente piensa que la técnica está

fuera de moda y eso no es cierto, eso no se puede pensar. El grabado es un

medio que cualquier artista que pinta o esculpe puede utilizar. Cuando hay

necesidad de expresarse con ella no hay otra técnica que la sustituya.

“Esta es una maravillosa exposición que da cuenta de cómo el grabado ha

sido una forma de registro de lo cotidiano, de lo histórico y también una forma de

memorizar lo que sucedió, en ese sentido los primeros grabadores que llegaron a

Norteamérica no eran norteamericanos sino franceses, alemanes, ingleses y gente

migrante”, destacó el también museógrafo.

Indicó que en la exposición se pueden ver grabados que aparecieron en

periódicos o revistas, algunos históricos que motivaron el levantamiento colectivo

de los norteamericanos para liberarse de la corona inglesa.

“Hay piezas que muestran cuando los norteamericanos empezaron a tener

fuerza en el género del grabado, sobre todo en la época industrial, donde las

grandes capitales teniendo suficientes recursos empezaron a erigir los rascacielos

y los puentes, lo que representa la modernidad en Norteamérica”.

Ery Camara abundó en explicar que la época de la depresión también está

presente, así como las migraciones, por lo que la muestra también exhibe obra de

rusos y mexicanos.

“Grandes pintores de México como Orozco, Rivera y Siqueiros tuvieron

influencia en Estados Unidos. El Taller de Grafica Popular atrajo a muchos

norteamericanos. José Clemente Orozco influyó en la obra de Jackson Pollock y

eso se puede ver en la exhibición”.

Camara indicó que en la parte final de la exhibición se puede apreciar la

diversidad de la cultura norteamericana, hasta llegar al collage. “El grabado tiene

mucho que decir. La gente que ha venido a San Ildefonso ha manifestado que

faltan se hagan más exposiciones de esta técnica.

“Invitamos al público a no perderse la oportunidad de ver piezas como

¡Dulces sueños bebé!, de Roy Lichtenstein; Cuadrado en línea blanca XII,

realizado en 1966 por Josef Albers; la pieza en poliuretano Perfil de Airflow, de

Claes Oldenburg; la famosa serigrafía de Marilyn Monroe realizada en 1967 por

Andy Warhol; el Ave de cartón, de Robert Rauschenberg y el cuadro Verde, de

Richard Diebenkorn”, expresó.

Otras obras celebradas de la exposición son Pelo, de Kiki Smith; el cuadro

Las mujeres deben de estar desnudamente para entrar al Museo Met, del colectivo

Guerrilla Girls, la obra de aguafuerte Bo Diddley, de Richard Serra y el fotograbado

Leslie, de Chuck Close.

“Hace muchos años que el Antiguo Colegio de San Ildefonso albergó una

muestra dedicada al grabado. Con la propuesta de la Galería Nacional de Arte de

Washington se da cuenta de la validez de esta expresión artística actualmente”,

puntualizó.

La exposición se integra de nueve núcleos: Intercambios transatlánticos,

Expansión, conflicto y nuevos mercados, El grabado artístico, Armory show,

Mirando hacia arriba, mirando hacia abajo, La gran depresión y distribución

masiva, Guerra y abstracción, Cultura popular y Pluralismo.

Tres siglos de grabado de la Galería Nacional de Arte de Washington, en la

que el público podrá apreciar la representación de personajes, paisajes, fauna

endémica y sucesos históricos, vida cotidiana, cambios tecnológicos, arquitectura

y denuncia social, cerrará sus puertas el 2 de mayo.

El montaje realizado en el marco de los 75 años de la institución

estadounidense y los 25 años del mandato del Antiguo Colegio de San Ildefonso,

estará abierta al público del miércoles 26 al domingo 30 de abril de 10:00 a 18:00

horas, admisión general $50. Martes 25 de abril y 2 de mayo de 10:00 a 20:00

horas. Entrada libre.


0 vistas
  • Twitter Classic
  • Facebook Classic