• Jorge Núñez

Museo Nacional de Antropología ofrece un acercamiento al coleccionismo inglés del arte clásico


 Más de 100 obras integran la exposición que abarca los siglos XVIII y XIX, y que se inaugura este jueves Una de las colecciones más bellas de escultura grecorromana fuera de Italia y la concepción ilustrada británica de los vínculos entre las experiencias y la razón, forman parte de la exposición Belleza y virtud. Coleccionismo inglés de arte clásico. Siglo XVIII, que se inaugura este jueves 20 de diciembre a las 19:00 horas en el Museo Nacional de Antropología. Más de 100 obras entre esculturas clásicas de los siglos IV a.C. al III d.C. y neoclásicas del siglo XVIII, pinturas y artes decorativas de esta última centuria, muestran una aproximación de la importancia que el imperio británico dio al arte clásico como símbolo de las aspiraciones e ideología del llamado “Siglo de las Luces”. La muestra se origina en reciprocidad por el préstamo de la exposición Mayas. Revelación de un tiempo sin fin, que se presentó en 2015 en el marco del Año Dual México-Reino Unido, en el World Museum, en Liverpool.

A ello se debe que se pudieran conseguir préstamos de los acervos de los museos nacionales de Liverpool: World Museum, Walker Art Gallery y Lady Lever Art Gallery, así como Castle Howard y el British Museum. De acuerdo con Enrique Ortiz Lanz, coordinador nacional de museos y exposiciones, a pesar de que lo que se exhibe parece distante de México, tuvo una importancia a fines del siglo XVIII el descubrimiento de las antigüedades por parte de los monarcas y grandes coleccionistas europeos. “Carlos III mandó hacer las primeras excavaciones en México pensando que encontraría antigüedades comparables a las que se

descubrieron en Pompeya y Herculano, estamos ante el inicio de varios temas como el coleccionismo, los museos y las excavaciones arqueológicas programadas”. Destacó que la propuesta curatorial fue desarrollada en México por Karina Romero Blanco, quien propone trascender la antigüedad griega y romana para presentarnos el siglo XVIII y el neoclasicismo. “La exposición se acompaña de una mirada lateral para ofrecer el contexto en que se crearon las colecciones, cómo se formaron los museos a partir de coleccionistas particulares, además de que hay catálogo y están programadas una serie de mesas y conferencias como el coleccionismo, la formación de museos y muchos otros temas que surgen de esta exhibición”. La curadora Karina Romero explicó que la exposición está compuesta por cuatro grandes núcleos temáticos: El Grand Tour, los primeros turistas, que se refiere al rito de paso que experimentaban los jóvenes nobles ingleses para familiarizarse con otras culturas; La organización de las colecciones en las que se dio particular interés al pasado grecorromano; Modelos de virtud, que habla de cómo la estructura clásica permeó en la cultura y el arte de la gran Bretaña y Sentimiento sobre la razón, en la cual se desarrolla la influencia de acontecimientos sociales hacia finales del siglo XVIII como la Revolución Industrial y la Revolución Francesa. “La exhibición se centra en el llamado Siglo de las Luces, habla sobre el coleccionismo del arte antiguo, así como de experiencias y conocimientos de la importancia del arte como un símbolo de la ideología de lo bello y lo bueno y la apropiación de valores que dieron pie a la educación estética en las Academias”. En ese sentido, resalta la idea de la belleza y el erotismo desde una aproximación del siglo XVIII. Dos de las piezas más significativas son los hermafroditas, una de las formas de sexualidad humana que fuera celebrada en las antiguas Grecia y Roma. Por otro lado, entre la colección correspondiente a los siglos XVIII y XIX sobresalen pinturas de paisajes clásicos de Nicolas Poussin, David

Roberts y retratos de Sir Joshua Reynolds, William Daniels, Joseph Allen y Gustave Doré, así como dibujos academicistas de Giovanni Domenico Campiglia, John Gibson y esculturas de John Fauxman, John Gibson y Vicentiuis Votier. Belleza y virtud. Coleccionismo inglés de arte clásico. Siglo XVIII permanecerá hasta el 28 de abril de 2019 en las salas de exposiciones Temporales del Museo Nacional de Antropología.


  • Twitter Classic
  • Facebook Classic