• Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags
Please reload

Recent Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Featured Posts

Gabriel Vargas, el cronista gráfico de la vida urbana en México

El historietista construyó un leguaje particular de sus personajes

 

 

 

 Publicó de 1948 a 2009 la historieta La familia Burrón, donde

hizo un retrato fiel de la vida urbana de México a través de más

de 50 personajes

Gabriel Vargas Bernal (Tulancingo, Hidalgo, 5 de febrero 1915 -

Ciudad de México, 25 de mayo 2010), rebasó los límites de la gráfica y

se convirtió en un cronista de la vida de los barrios de la Ciudad de

México, con su historieta La familia Burrón, una de las referencias más

importantes de la cultura popular.

 

El Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Tradiciones

Populares en 2003, tenía como herramientas a la caricatura, la

historieta, el lenguaje popular, el humor y la agudeza para retratar a la

sociedad mexicana durante gran parte del siglo XX. Describió, analizó,

y descifró pensamientos y actitudes de una sociedad que salía de una

revolución y que entraba a una historia moderna e industrializada. Este

miércoles 25 de mayo se cumplen seis años de su deceso.

 

A partir de los años treinta, generaciones de mexicanos

disfrutaron de las aventuras y desventuras de una gran variedad de

personajes inspirados en familias que nacieron y crecieron en la

capital de la República Mexicana.

 

Desde muy joven, quien fue Premio Nacional de Periodismo de

México en Caricatura en 1983, tuvo muy clara la vocación que definiría

su vida, a pesar de que su madre Josefina Bernal se oponía a que

fuera “pintamonos”. De niño dibujaba a escondidas, inspirándose en la

vida de las calles del Centro Histórico de la Ciudad de México, a la que

llegó en 1922 cuando tenía siete años, con su madre y 11 hermanos.

A los 13 años ingresó al diario Excélsior como dibujante,

ilustrando algunos de los suplementos; en 1932, Gabriel Vargas se

inició en el periodismo gráfico como ayudante de Ernesto García

Cabral, uno de los más conocidos caricaturistas de la época. Como

historietista colaboró en la revista Chamaco de Ignacio Herrerías.

En 1942 Vargas ganó un concurso para colaborar con la revista

Pepín, de José García Valseca, ahí inició una de sus series más

importantes: Los Súper-Locos, cuyo personaje principal era un tipo

abusivo, tramposo y vividor, aunque simpático, llamado Don Jilemón

Metralla y Bomba. Esta serie la realizó por seis años sin interrupción.

Pero su máxima historia sería La familia Burrón, la cual nació en

1948 y se publicó por más de 60 años, representando la vida urbana

de México, finalizando su publicación con el número 1616, el 26 de

agosto de 2009.

Ahí, Gabriel Vargas hizo un retrato fiel de la vida urbana de

México a través de sus más de 50 personajes, siendo los principales

doña Borola Tacuche y su esposo, el peluquero Regino Burrón.

Recreó en sus personajes a los tipos mexicanos rurales o urbanos

típicos: campesinos, caciques, funcionarios, merolicos, rateros, niños,

etcétera.

Asimismo ofreció una serie de expresiones como: los ladrones

son ‘amigos de lo ajeno’ y la comida, ‘la hora de mover bigote’, y otras

como: ‘está de rechupete’, ‘está bien chipocludo’, ‘pégale en los

oclayos’, ‘vete de volada a comprar las tortillas’, ‘mira nomás qué

cuchitril’ y ‘estuvo a todo mecate’, entre muchas otras.  

En esta serie de La familia Burrón, se destaca un fuerte

compromiso hacia los dramas y contradicciones de la sociedad: la

pobreza, la crisis económica, la desigualdad, el abuso, la injusticia y la

violencia.

El considerado mejor cronista gráfico del siglo XX, fue autor de

otras series de historietas que plasmaban la cultura popular de

México, entre éstas El Caballero Rojo, Frank Piernas Muertas, La vida

de Pancho Villa, Virola y Piolita.

 

Varguitas, como fue conocido en el medio editorial, además de el

diario Excélsior, colaboró en Novedades, El Sol de México, así como

en los suplementos de los diarios y revistas de Editorial

Panamericana. Posteriormente, en 1978 fundó de manera

independiente la editorial G y G.

 

Otros de los reconocimientos de Gabriel Vargas Bernal fue el

otorgado en 2007 por parte del gobierno de la Ciudad de México,

nombrándolo Ciudadano Distinguido. Ese mismo año, el Museo del

Estanquillo Colecciones Carlos Monsiváis le brindó un homenaje con

una magna exposición.

 

Decía en vida: “La risa es la válvula de escape natural hasta para

las cosas que nos hacen sufrir; la risa es salud. Mi sueño ha sido

hacer reír a toda la gente hasta a la que vive muy mal y sufre cosas

terribles: hambre, soledad, desamparo, ignorancia. Pienso en ellos y

cuando dibujo algo gracioso es porque deseo que tengan alguna

dicha, por mínima que sea, en su vida. Mi filosofía es que aún en

medio de la más terrible pobreza se puede encontrar un motivo de

apego a la vida”.

 

Gabriel Vargas Bernal falleció el 25 de mayo de 2010, en la

Ciudad de México a los 95 años de edad.

 

DAF

Please reload

  • Twitter Classic
  • Facebook Classic