• Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags
Please reload

Recent Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Featured Posts

La danza, una revolución eterna que no descansa: Aymar Crosnier

October 26, 2017

Evocó los paradigmas en la historia del cuerpo en movimiento
 El director adjunto del Centro Nacional de la Danza de París ofreció
como parte de la 45 edición del Festival Internacional Cervantino la
conferencia De las revoluciones estéticas de la danza

Guanajuato, Gto.- La historia de la danza es la historia misma de la humanidad al
habitar este planeta, afirmó el especialista Aymar Crosnier, al ofrecer en el marco
del Coloquio Revoluciones la conferencia De las revoluciones estéticas de la danza,
como parte de la 45 edición del Festival Internacional Cervantino.

 


Director adjunto del Centro Nacional de la Danza de París, Aymar Crosnier
afirmó que hay momentos en el arte que son parteaguas culturales y en el medio
coreográfico, al igual que en otras disciplinas como las artes plásticas, la música o
la literatura, han existido momentos clave en los que los bailarines escriben con sus
cuerpos nuevos capítulos estéticos, filosóficos y epistemológicos que nos hablan de
los cuestionamientos de la humanidad al tener conocimiento de la finitud física de
su cuerpo en este mundo.
Con audiovisuales proyectados en el Salón del Consejo Universitario, el
especialista analizó la evolución de la danza en el ballet clásico, en la danza de la
India, en un dueto de Isadora Duncan realizado en 1908 en la escalinata de un
templo griego, así como de Marta Graham, quien bailó en 1961 una coreografía en
torno a un trio amoroso en la Grecia antigua.
El especialista también analizó la danza performática y conceptual,
proyectando las propuestas de Trisha Brown, quien ejecutó una danza callejera que
parece aludir al equilibrio, haciendo que los miembros de su compañía caminaran
sujetos de la mano por una calle, cada uno anclando el peso de su cuerpo hacia el
lado contrario del otro.
De la misma forma mostró la manera como Maurice Bejart se apoderaba del
escenario en un dueto acompañado de sonidos concretos, sonidos de animales y

hasta cantos tribales, que parecen fundirse con las complicadas ejecuciones de su
cuerpo y retar al equilibrio al estar algunas veces sostenido por una rodilla de su
compañera.
En el caso de Pina Bausch de quien mostró una coreografía donde ella,
ataviada de blanco, parece ser la única figura que reina sobre un caos de sillas y
cuerpos que ejecutan violentos movimientos.
Sin embargo en los movimientos lentos y después rápidos de cada ejecutante
queda claro que se presencia una alegoría a la dualidad del hombre y sus estados
anímicos.
En el caso de Phillipe Decoufle, el experto mostró una coreografía que se
antoja futurista al incorporar rayos láser y efectos holográficos que permiten que el
bailarín en carne y hueso sufra una ubicuidad acompañándose a sí mismo en el
escenario con una proyección.
Asimismo analizó la coreografía contemporánea de Jerome Bell, quien con
música de David Bowie crea otra dualidad de energía en escena al poner a un
grupo de bailarines completamente inmóviles en escena, para después romper lo
estático con movimientos rítmicos que, no obstante, nunca abandonan un solo
espacio.
Lo que funcionó para nosotros en Francia fue la democratización cultural, y la
danza se convirtió con ello no sólo en una expresión, sino en una forma de influir en
otras artes y ámbitos, y puso como ejemplo las mujeres que en tiempos pasados
abandonaron los corsets para poder moverse más libremente y  en el contexto
actual parece haber un regreso de los coreógrafos a cuestionar más el gesto que el
movimiento.
Finalmente, Aymar Crosnier dijo que la danza es un arte que ha permitido
mantener presentes y vigentes pensamientos muy profundos para el hombre más
allá de sus limitaciones físicas, por ello, dijo, parte del proyecto del Centro Nacional
de la Danza de París es difundir esta expresión más allá de Europa.
 
“Vamos a desarrollar en México, antes que en otros países, un proyecto que
se llama Caravana y que es una utopía porque nos permite montar talleres para
bailarines profesionales y amateurs en diversos países, en este caso el Festival

Internacional Cervantino, y las sesiones que se llevarán a cabo en la Universidad de
Guanajuato serán el marco ideal para inaugurar esta iniciativa que busca acercar la
danza a nuestra vida cotidiana", concluyó Aymar Crosnier.

Please reload

  • Twitter Classic
  • Facebook Classic