• Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags
Please reload

Recent Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Featured Posts

El Instituto Mexicano de Cinematografía cumple 35 años de ser pilar de la industria fílmica nacional

March 25, 2018

 

 El año pasado se produjeron 176 películas mexicanas y han se han
fortalecido y perfeccionado los mecanismos de apoyo a la producción
cinematográfica

El Instituto Mexicano de Cinematografía continúa siendo uno de los pilares
principales de la producción cinematográfica en nuestro país y el más importante
puente para que los cineastas puedan difundir sus trabajos en los circuitos de
festivales internacionales.
Con el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 25 de marzo
de 1983, fue creado el Instituto Mexicano de Cinematografía que hoy cumple 35
años de apoyar la realización de películas que son sin duda referente de nuestra
cultura e identidad
Pero los años de evolución de una industria tan cambiante como la
cinematográfica no han sido fáciles en nuestro país, sobre todo con la entrada de
nuevas tecnologías de producción, lo cual ha incrementado la solicitud de apoyos
para concluir proyectos, pero además el evitar el rezago en la difusión de las
películas, apostando por nuevas plataformas.
A finales de los 80, se produjeron menos de 10 largometrajes en México, pero
esa historia cambió paulatinamente gracias a la incorporación de mecanismos que
comenzaron a apoyar el trabajo de nuevos cineastas. En 2015 la producción
cinematográfica alcanzó una de las cifras más altas de su historia en películas
producidas, 140, con 80 de ellas estrenadas y un porcentaje del 70 por ciento
apoyadas por el Estado, sin embargo esta cifra fue reemplazada en 2017 con 176
películas producidas y 22 millones de personas que acudieron a ver cine mexicano
a las salas.

 


La producción, el estímulo a creadores, la promoción, distribución, difusión y
divulgación del cine mexicano, son algunas de las tareas que ha cumplido el

instituto a lo largo de más de tres décadas en las que los creadores
cinematográficos han enfrentado el reto de nuevas tecnologías de producción,
distribución y consumo de las audiencias.
Con nuevas plataformas de distribución como FilminLatino, el Imcine afronta
los nuevos tiempos donde las películas comienzan a abandonar los soportes físicos
como el disco DVD y Blu Ray para entrar a una transición digital de consumo,
además de dar apoyo financiero a proyectos de cine mexicano que tan sólo en 2015
obtuvieron 186 premios en festivales de 33 países.
Pero hay otras cifras interesantes, como la exhibición alternativa que creció
hasta diciembre de 2017 registrando la participación de películas en 143
festivales,10 más que el año anterior, y con el mapeo que se realizó con cerca de
500 cineclubes, se tuvo una idea más clara de los circuitos que también difunden
cine mexicano entre miles de personas.
Los estrenos de cine mexicano en el ámbito internacional y las 412
participaciones de las películas nacionales en festivales de cine en el extranjero,
con 103 premios conseguidos, también dan cuenta de una cinematografía que va
ganando lugar en el mundo.
Como lo muestran los datos presentadas por el INEGI, en 2016 el cine creció
cinco veces más que el conjunto de la economía nacional, generando más de 28
000 empleos, de los cuales 40% fueron ocupados por mujeres. El gasto para
adquirir bienes y servicios relacionados con la industria cinematográfica ascendió a
31 660 millones de pesos, superior en 15.2% a lo registrado en 2015, mientras que
el gasto para consumir cine fue mayor al de otros bienes y servicios culturales,
como los libros y conciertos, cifras que muestran la importancia que sigue teniendo
el cine en la vida cultural.
Hoy en día el Imcine lleva a cabo acciones en materia de formación a través
de la Red Nacional de Polos Audiovisuales, con lo cual ha logrado acercar a más
ciudadanos al quehacer cinematográfico; en las Semanas de Cine Mexicano en tu
Ciudad, además de proyecciones de títulos de reciente producción, se realizan
exposiciones, talleres y conferencias a públicos que no siempre están cerca de la
oferta de filmes nacionales. También se impulsa la presencia del cine mexicano e
iberoamericano a través de plataformas digitales públicas, como FilminLatino,
CINEMA MÉXICO digital, Retina Latina y Pantalla CACI.

Otros datos que muestran cómo el Imcine ha mantenido una constante
renovación es su participación en 52 coproducciones internacionales con 27 países,
lo que representó 30% de la producción total.
También en 52% de las producciones participaron mujeres como directoras,
guionistas o productoras. En relación con 2016, hubo más películas producidas o
escritas por mujeres, con un incremento de 34% y 30%, respectivamente.
Parte de estos resultados han sido también por un mayor número de
propuestas de cine mexicano para ser exhibidas, así como producto de la creación
de mecanismos de apoyo a la producción cinematográfica que coincidieron con la
incorporación del Imcine el 13 de febrero de 1989 al entonces Consejo Nacional
para la Cultura y las Artes (Conaculta), hoy Secretaría de Cultura.
México cuenta con hoy apoyos a la producción cinematográfica que son
únicos en América Latina y que han fomentado la profesionalización del gremio de
productores y realizadores, además de un claro repunte a la producción
cinematográfica.
Estos apoyos son el FOPROCINE (Fondo para la producción Cinematográfica
de Calidad) y FIDECINE (Fondo de Inversión y Estímulos al Cine), además del
EFICINE (Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción
Cinematográfica Nacional), consistente en otorgar un crédito fiscal a los
contribuyentes que aporten a proyectos de inversión en la producción
cinematográfica nacional.
Las tres figuras cuentan con Comisiones de Evaluación que analizan y
proponen los proyectos viables de realización y comités técnicos que aprueban los
recursos para los proyectos seleccionados.
El Foprocine tiene también un comité técnico que está conformado por
funcionarios, pero las decisiones sobre los proyectos las toman comisiones
consultivas formadas por cineastas en activo o por personas destacadas en el
medio de las artes y la cultura. Esto le permite una ciudadanización al proceso de
toma de decisiones y permite separar a los funcionarios de esa toma de decisiones.
Las comisiones se reúnen y los creadores deliberan sobre los proyectos, son

los propios miembros de la comunidad cinematográfica los que realizan, analizan y
recomiendan que proyecto se apoya, esas decisiones del comité técnico las asume
el Imcine
Estos fondos han contribuido indudablemente a recuperar de manera notable
el volumen de producción anual de películas. Las reglamentaciones de los apoyos
mexicanos han contribuido de forma paralela a la profesionalización de los
cineastas en el rubro administrativo, quienes han incorporado a su formación la
realización de carpetas y de trámites para cumplir con las reglas de operación.
Con respecto al EFICINE 189, cuya creación en 2006 representó también un
parteaguas en el panorama de producción cinematográfica nacional, este 2016 se
modificaron sus reglas de operación para el ejercicio fiscal, los cuales permiten
facilitar el procedimiento del contribuyente aportante y la empresa productora para
obtener este recurso público.
Los nuevos lineamientos obedecen a la creación de la Secretaria de Cultura y
a la incorporación de requerimientos de los productores y fueron publicadas en el
diario oficial el pasado 28 de enero de 2016.
Entre los cambios, presentados en una sesión informativa abierta al público en
la Cineteca Nacional, destacan la renovación del Comité Interinstitucional,
conformado ahora por un representante de la Secretaria de Cultura, uno del
Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) y uno de la Secretaría de Hacienda
y Crédito Público (SHCP), quien preside el Comité y tiene voto de calidad.
El Instituto Mexicano de Cinematografía tiene también en su historia otros
sucesos de gran relevancia como lo fue la expedición de la Ley Federal de
Cinematografía, en 1992, que sustituyó a la Ley de la Industria Cinematográfica de
1949, la cual marcó una diferencia normativa de promoción y fomento.
Por todo ello, el Imcine llega a su aniversario 33 con una estructura sólida,
perfeccionada con base en la experiencia y que tan sólo en 2015 permitió que el
cine mexicano trascendiera el territorio nacional y se estrenara comercialmente en
34 países.
Hoy México, de acuerdo a cifras del Anuario Estadístico del Cine Mexicano
2015, se encuentra entre los 20 países con mayor producción cinematográfica del

mundo y entre los cinco con mayor asistencia a las salas de cine.
Pero sin duda, entre los datos más relevantes, es que nuestra cinematografía
es hoy una de las más respetadas en los principales circuitos internacionales,
logrando tan sólo el año pasado el hecho sin precedentes de que nuestro cine
ganara premios en los principales festivales: Cannes, Berlín, Venecia y San
Sebastián, lo cual refleja la fuerza y nueva voz de la cinematografía mexicana en el
mundo.
Según datos de la UNESCO y Focus del Observatorio Audiovisual Europeo,
México está entre los 20 países con mayor producción, y en los tres primeros
lugares de Latinoamérica.
La producción de productos audiovisuales pasó de 6,334 en 2012 a 7,070 en
2016, y se espera que en los próximos años se mantenga en ascenso, por ello el
Instituto Mexicano de Cinematografía continúa cambiando, acorde con los nuevos
tiempos para ofrecer a los cineastas las herramientas para seguir construyendo
nuestra identidad a través de las imágenes en movimiento.

 

Please reload

  • Twitter Classic
  • Facebook Classic