El sermón de la montaña

11 mayo 2023 - LIBROS - Comentarios -
Proyecto14 by Jorge Núñez-Fotografía  - portada-sermon-tblanda.jpg


El sermón de la montaña

Gabriela Guerra Rey

Diez años han pasado desde que tuve que tomar un avión y abandonar la isla donde nací para convertirme en emigrante y, con el tiempo, en transterrada. Un término que me ha costado mucho entender. Ese fue, quizás, el comienzo de casi todo en mi vida adulta. En 2015 comenzó a obrar un proceso de reconstrucción, después de intentar poner en su lugar todo lo que me había sucedido.

El sermón de la montaña es un ensayo de vida, una autoficción, donde me convierto en personaje para deshilvanar la historia de este proceso individual, transitado desde el borde de una crisis existencial, de sedentarismo y toxicidad, ataviada por el desarraigo y el agravante de un cáncer que diagnosticaron a mi madre en 2016. Mis ansias de libertad, algunos seres de luz y la necesidad de reencontrarme me llevaron entonces a las carreras de fondo, la montaña y los deportes de aventura. El descubrimiento de esos mundos fue mi salvación, mi masaje para el alma, mi vuelta a lo esencial: la paz, la inspiración, la salud y un reencuentro con la vida, la belleza, la felicidad.

Así, este es un libro de inspiración, con experiencias narradas desde el ser humano común y corriente, citadino cotidiano, sin grandes talentos atléticos ni ambiciones deportivas, pero armado de voluntad y resistencia para transitar los escabrosos caminos de la montaña, la naturaleza y la vida. Es una conversación interior, un discurso para el mundo, un sermón propio y para compartir, un aprendizaje que me gustaría trasmitir y una loa a los magníficos paisajes de la geografía de mi nueva patria: México, y de la patria grande: Latinoamérica.

 Los rarámuris, hombres de hierro, población indígena de la Sierra Tarahumara al norte de México, reconocidos como los mejores corredores del planeta, fueron mi fuente de inspiración a partir del año 2015, fecha en que conocí sus cañones y su modo de vida. A ellos debo la honra de sentirme una corredora de la montaña, un alma libre. El relato transita por sus barrancas y las montañas de México, Cuba, Perú, Bolivia y por muchas ciudades americanas y europeas, incluida la cuna de la civilización occidental, Grecia, donde fui dejando la marca de los tenis y erigiendo una nueva forma de coexistir con el universo.

Este es, pues, el sumario de reflexiones y recorridos de quien ha vivido y se ha extraviado, quizás hasta perder de vista el sentido mismo de la existencia, su esencia. La montaña me devolvió las ganas, las fuerzas, me curó, me ayudó a curar a otros, me estremeció, y me trajo de regreso a la literatura. Gabriela Guerra Rey

Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 8 =
Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías